Páginas

martes, 31 de agosto de 2010

República Dominicana: Expertos reclaman IDECOOP Y Superintendencia de Bancos monitoreen estados financieros de cooperativas

por Joaquín Ascención
Cuatro expertos cooperativistas recomendaron que el Instituto de Desarrollo y Crédito Cooperativo (Idecoop) y la Superintendencia de Bancos inicien un proceso de monitoreo de los estados financieros de las cooperativas para prevenir que más empresas cooperativistas sigan quebrando en el país.

Los cooperativistas Juan Almánzar, Julio Rosario, José Vásquez y José Castro hicieron el planteamiento en el libro “La Media Cara del Cooperativismo Dominicano”, editado con los auspicios de la Cooperativa de Servicios y Producción Múltiples (Coofalcondo), del municipio de Bonao.

La obra reseña dos casos de cooperativas que cayeron en la insolvencia financiera (quiebra), pero advierte sobre muchas otras que confrontan problemas.

“El Idecoop conjuntamente con la Superintendencia de Bancos en lo que se hacen los ajustes pertinentes a las leyes 31/1963 y 127/1964, deben establecer un reglamento para reducir los riegos que se produzcan en las sociedades cooperativas estableciendo criterios puntuales en el marco de un cronograma monitoreado por los departamentos de fiscalizaciónes de ambas entidades”, precisa.

En tanto, los autores del libro plantean que “el Idecoop debe obligar a las cooperativas a mantener las reservas que establece la ley como garantía de los ahorros de los socios, las cuales deben llevarse al Banco Central o a otro órgano relacionado con el tesoro público”.

Explicaron que las decisiones de ajustar las cooperativas que estén desajustadas en términos financieros, es una responsabilidad del Estado mediante sus órganos de control , en este caso el Idecoop.

Almánzar, Rosario, Vásquez y Castro entienden que debe evitarse postergar los correctivos de los problemas que se presentan en las cooperativas y que, en cambio, los mismos deben hacerse oportunamente. “Los órganos de integración obstaculizan la gestión eficaz del Idecoop, a través de la fuerza mediática existente en el consejo de directores”, indicaron los especialistas.

Consideraron que el Idecoop actúa de manera tardía ante situaciones que ponen en peligro la estabilidad financiera de las cooperativas. Agregan que se debe actuar cuando los fiscalizadores observan anomalías e irregularidades en las cooperativas y entender que las estructuras de segundo y tercer grado son un freno para que se tomen las decisiones adecuadas cuando les conviene.

Expresaron que en el caso de la citada situación, el consejo de directores del Idecoop mantiene en su seno a representantes del movimiento cooperativo implicados en la quiebra de la ARS Servicios Cooperativos de Salud, “desbordando los criterios éticos y morales que adornan el cooperativismo universal”.

Deploraron que de igual manera el Idecoop “permite que personas que participaron en la quiebra de la citada cooperativa y que fueron capaces de apoyar la remisión de estados financieros falsarios a los órganos reguladores como la indican la Sisalril y el propio Idecoop, formen parte de los órganos de integración como es el caso del presidente de Conacoop, y el presidente de la cooperativa CCC.CA”.
Cooperativas quebradas.

Por otra parte, los autores del libro “La Media Cara del Cooperativismo Dominicano” manifestaron que aunque pueden aparentar simples los casos de quiebra de dos cooperativas al compararlos con el sistema financiero dominicano, no es tan sencillo en el mundo cooperativo ya que se pone en riesgo “el ahorro de personas humildes” que es más que la vida sobre todo por el carácter altruista y peculiar que envuelve esa filosofía.

“Se advierte la ausencia de regulación y fiscalización del órgano responsable de accionar en las cooperativas, y sobre todo la ausencia de entidades de integración que velen por la consistencia financiera y social de estas entidades”, expresaron los especialistas, y agregaron: “Al parecer el remedio llega después que el paciente está en el ataúd”.

En ese sentido, se refirieron a las quiebras de la ARS Servicios Cooperativos de Salud que aunque indicaron que “arrancó con buen pie”, un cambio en su administración la llevó al fracaso; y a la Cooperativa de Servicios Múltiples Autogestión Financiera, Inc. (Coopafi), de las que dijeron los fiscalizadores actuales han rendido un informe que señala que esta entidad “está inmersa en un proceso de deterioro económico, por la mala gestión dirigencial, que es alarmante la desorganización, que incumple la ley, normas y estatutos”.

“No es la intención elucubrar sobre lo que se desconoce, en ese sentido solo se quiere reseñar que esta cooperativa fue intervenida por el Idecoop en abril del 2004, que la misma al igual que la ARS Servicios Cooperativos de Salud, quebró, y que a mayo del 2010, aún hay litigios legales pendientes”, enfatizaron.

Explicaron que según un informe del departamento de fiscalización del Idecoop del 14 de enero al 7 de febrero del 2003, la cooperativa Coopafi), con asiento social en Valverde, Mao, tenía entonces la cuenta de bancos con un balance en rojo de RD$10.7 millones, y los sobregiros eran de RD$11.083 millones.

Registraba, asimismo, la cartera de préstamo con un balance de RD$32.00 millones con una morosidad de 25%; mientras sus directivos tenían cuatro yipetas y tres motores, además de dos vehículos que estaban incautados.

Igualmente esta cooperativa tenía para la citada fecha depósitos de ahorros por RD$11.7 millones, con RD$3.5 millones de notas internas de transacciones sin base de sustentación. “Los préstamos por pagar –en tanto-ascienden a RD$5.619 millones, los cuales estaban vencidos”.

Los autores del libro destacan que “lo fundamental es reiterar que los socios perdieron su dinero, sin que ninguna instancia oficial o de integración actuara oportunamente para evitarlo”.

“En tanto que las cooperativas adolecen de regulaciones, siendo lo peor que las estructuras de segundo y tercer grado ven el diablo cuando le hablan de disciplinar las cooperativas”, enfatizaron.

Dijeron que algunos cooperativistas quieren permanecer “como los chivos sin ley”, pero consideran que es el Estado “quien tiene que actuar para evitar esos desmanes, implantando una estructura creíble, profesional sin dilación en donde los cooperativistas no tengan modo de incidir y bloquear las iniciativas del Estado que es el garante de la sociedad”.

“Ahora, la intervención del Estado siempre debe estar apegada a la ley, nunca en suposiciones ni imprudencias marcadas con exceso de poder como ha querido hacer el Idecoop del licenciado Pedro Corporán, atribuyéndose facultades que la ley no le da, agravando su desacato demencial al desoír la Constitución de la República en su artículo 139, pues entiende que está por encima de las decisiones de los tribunales dominicanos”, subrayaron los escritores del libro “La Media Cara del Cooperativismo Dominicano”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada